Regresar

Permiso de Salida de Territorio Nacional para menores de edad e incapaces.

El pasado 28 de septiembre del año en curso fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto mediante el cual se dio a conocer el Reglamento de la Ley de Migración, mismo que contempla una diversidad de cuestiones, entre las cuales en esta ocasión retomo uno en particular contemplado en el artículo 54 del citado reglamento que es relevante para todos los padres de familia que pretendan que sus hijos menores de edad viajen con personas distintas a ellos.

En principio la propia Ley de Migración ya contemplaba estas disposiciones como es lógico, sin embargo, aquí se aprecia precisamente una mala técnica legislativa, pues ¿que sentido tiene reproducir una disposición de Ley, a un Reglamento de manera textual? En fin, la autoridad en el pasado ha sido muy laxa en la aplicación de esta disposición legal, pero al parecer no será el caso en el futuro.

Debido a las presiones internacionales, diversos tratados internacionales y el creciente tráfico de personas y sustracción de menores, México implementará de forma estricta este criterio de aquí en adelante.

A continuación me permito transcribir el artículo de la Ley de Migración, con el propósito de conocimiento general:

Artículo 49. La salida del país de niñas, niños y adolescentes o de personas bajo tutela jurídica en términos de la legislación civil, sean mexicanos o extranjeros, se sujetará además a las siguientes reglas:

  • Deberán ir acompañados de alguna de las personas que ejerzan sobre ellos la patria potestad o la tutela, y cumpliendo los requisitos de la legislación Civil.
  • En el caso de que vayan acompañados por un tercero mayor de edad o viajen solos, se deberá presentar el pasaporte y el documento en el que conste la autorización de quienes ejerzan la patria potestad o la tutela, ante fedatario público o por las autoridades que tengan facultades para ello.

De la lectura de este artÍculo que francamente carece de técnica jurídica e incluso de una redacción de sentido común, nos nacen muchas preguntas, pero antes de entrar a plantearlas y proponer respuestas, a continuación me permito transcribir el artículo de referencia del Reglamento de la Ley de Migración, con el propósito de alcanzar un mejor entendimiento de la nueva disposición:

Artículo 53. La autoridad migratoria deberá dejar constancia de la salida de personas del territorio nacional por los medios que para tal efecto establezca el Instituto. Si la salida de las personas extranjeras es definitiva, la autoridad migratoria recogerá la documentación migratoria y la cancelará.

En el caso de salida del territorio nacional de niñas, niños, adolescentes o personas bajo tutela jurídica en términos de la legislación civil que vayan acompañados por un tercero mayor de edad o viajen solos, tanto mexicanos como personas extranjeras, deberán presentar documento otorgado ante fedatario público o por autoridad que tenga facultad para ello en el que conste la autorización de ambos padres o de quienes ejerzan sobre ellos la patria potestad o la tutela. Cuando se trate de un documento otorgado en el extranjero, deberá ser legalizado o apostillado según sea el caso, con su traducción cuando se trate de idioma distinto al español.

Asi las cosas, en nuestra opinión se plantean las siguientes dudas:

¿Los niños, niñas y adolescentes, no son simplemente menores de edad y punto?
Sí en efecto, la palabra menor de edad engloba en su conjunto a niños, niñas y adolescentes, éste es un defecto de redacción pues la adolescencia por ejemplo se refiere a la maduración fisiológica de un individuo y no a su edad, lo mismo sucede cuando analizamos a niños y niñas.

¿Qué se debe entender por tercero mayor de edad?
El concepto jurídico de tercero se refiere, en mas o menos palabras, a una persona que no formó parte de un contrato y por ello no le afecta... este término es completamente inadecuado, era suficiente decir que cualquier persona que no sean los padres.

Para efectos de este caso, por tercero se debe entender cualquier persona distinta a los padres, ésto significa que los abuelos, tíos, primos, etc., que sean mayores de edad necesitarán una autorización para viajar con los menores de edad con independencia del parentesco que tengan.

¿Con qué propósito hablan de un tercero mayor de edad y no simplemente de un tercero?
No está claro el por qué, incluso hemos realizado consulta escrita al Instituto Nacional de Migración para obtener una clara definición del tema, sin tener éxito, ellos mismos no saben si existe una razón para haber utilizado esta acepcion.

Por otra parte, ¡un tercero es un tercero! si es menor de edad o mayor de edad no deja de ser tercero. Pero aún peor, si es menor de edad entonces no puede entrar en otro concepto que no sea el de viajar solo; en nuestra opinión, se utiliza un calificativo de manera inecesaria y confusa.

Ahora bien, hemos recibido algunos casos en los que se nos ha preguntado si esta autorización también se requiere cuando los hijos viajan con sólo uno de sus padres, la respuesta es NO, la Ley claramente dice que basta que acompañe al menor uno de los que ejerza la patria potestad. No abordaré casos atípicos como el caso de padres divorciados donde rige primordialmente lo establecido en el convenio de divorcio o la sentencia respectivamente de los procesos voluntarios o necesarios.

¿La autorización será por cada salida de el país?
En principio sí, el objetivo de cualquier reglamento es pormenorizar todos los aspectos relacionados con un artículo de la ley o varios de ellos, en este caso en particular como lo mencioné antes es evidente que los legisladores fallaron notoriamente en este propósito.

El artículo del reglamento debería establecer con toda claridad, las formas en las que se pueda otorgar esta autorización, la vigencia, las limitantes por número de personas, los medios para cancelar estas autorizaciones, etc.

También debería haber establecido un costo máximo para el cobro de honorarios, y los tiempos en que estén obligados a expedir el documento, primero porque están generando un costo adicional a todos los viajeros del país y segundo porque les conceden el monopolio a los fedatarios públicos.

Es cierto también que no es sólo a fedatarios públicos, pero la propia redacción del reglamento dice literal "las autoridades que tengan facultades para ello" es el colmo de los colmos, debiendo decir exactamente qué autoridades tienen facultades para que el ciudadano común pueda acudir directamente al de su elección, no simplemente dejan una ambigüedad enorme para que el ciudadano sufra averiguando con prueba y error.

Sugerencias

En nuestra opinión, más de un miembro de la familia extendida debe contar con una autorización para viajar con los menores de edad de una familia, por cuestión simplemente de seguridad.

Se debe mantener control absoluto de dicha autorización, de tal forma que sólo lo tenga la persona que lo va usar cuando lo requiera y no de manera permanente.

Es muy recomendable que estas autorizaciones tengan una vigencia, pues es otra forma de control.

Estas autorizaciones se deben tramitar con tiempo, porque dependiendo el notario y las situaciones particulares del trabajo puede tardar desde unas horas hasta tres días obtener el acta notarial.

Atentamente
Lic. Ely Cohen Stevan